¿Cómo es una clase de Hatha Yoga?

¿Te han contado sobre los beneficios del Yoga pero no te imaginas cómo sería una clase?

Para que te hagas una idea, te explico cómo sería una clase básica, tal y como las que yo imparto a mis alumnos. Dependiendo de si son principiantes, embarazadas o intermedios, voy adaptando las posturas de acuerdo a sus necesidades, pero a grandes rasgos hacemos lo siguiente:

Comenzamos con una relajación inicial, utilizando como foco nuestra respiración para desconectar del mundo exterior. Después, hacemos una secuencia de calentamiento, para evitar lesiones durante la práctica. A continuación, seguimos con una serie de posturas fijas que trabajan la coordinación, flexibilidad y fuerza de nuestro cuerpo, así como la concentración de nuestra mente. Hacemos diferentes movimientos que nos ayudan a mantener en estado saludable nuestra columna: inversión, extensión, torsión, equilibrio e inclinación lateral. Finalizamos la sesión con una relajación final, la cual nos aporta un reparador descanso, físico y mental. Ésta nos ayuda a hacernos conscientes de nuestro cuerpo y nuestro mundo interior.

Todo este trabajo se combina con ejercicios de respiración y concentración que oxigenan el organismo y nos llevan a un estado de tranquilidad profunda. El objetivo principal es crear auto-consciencia.

Espero te sirva para que te hagas una idea y te animes a entrar en este mundo del Yoga, te aseguro que notarás resultados muy beneficiosos en poco tiempo.

Gracias por leer =)

¿Qué puedo hacer para llevar una vida equilibrada?

beach-1867844_640
(c) Pixabay

Escuchamos mucho sobre bienestar y equilibrio pero, ¿a qué se refieren con equilibrio?
Una vida equilibrada es aquella que nos ayuda a mantener nuestra salud en buena forma cuidando diferentes aspectos de los que estamos conformados.

Tenemos un cuerpo físico; lo más recomendable es alimentarlo con comida sana, oxigenarlo y fortalecerlo con ejercicio, proporcionarle descanso suficiente. También tenemos una mente; ésta necesita ser entrenada para escoger pensamientos positivos y descansar. Tenemos emociones; éstas merecen ser atendidas para gestionarlas de la mejor manera, para mantenernos conectados con nosotros mismos y con los demás.

Quiero compartir contigo datos interesantes y prácticos sobre estos principios básicos para llevar una vida equilibrada. Los encontré en “El nuevo libro del Yoga”, un libro muy básico y recomendable para quienes comienzan con ésta práctica.

Cuando el Yoga fue traído a occidente, la ancestral filosofía fue sintetizada en 5 principios básicos para que la gente de occidente pudiese adecuarlos al estilo de vida moderno y encontrar equilibrio, y,  por consecuencia, una vida larga y saludable.

1.La relajación adecuada libera la tensión de los músculos y aporta al organismo una sensación de reposo tan reparadora como una noche de sueño profundo. La relajación repercute en todas las actividades y te enseña a conservar la energía y a desprenderte de preocupaciones y temores.

2.El ejercicio adecuado lo proporcionan las posturas yóguicas o asanas, que actúan sistemáticamente en todas las partes del cuerpo, estirando y tonificando los músculos y ligamentos, manteniendo las articulaciones flexibles, la columna y las articulaciones, y mejorando la circulación. (puede ser también cualquier otra práctica física que disfrutes)

3.La respiración adecuada es una respiración plena y rítimica, en la cual, para incrementar el aporte de oxígeno, se usa la totalidad de los pulmones. Los ejercicios de respiración yóguica, o pranayamas, enseñan a recargar el cuerpo y a controlar el estado mental, regulando la circulación del prana, es decir, la fuerza vital.

4.La dieta adecuada es nutritiva y equilibrada, y a base de alimentos naturales. Mantiene el cuerpo ligero flexible y sosiega la mente, a la vez, confiere una gran resistencia a la enfermedad.

5.El pensamiento positivo y la meditación ayudan a hacer desaparecer los pensamientos negativos y a silenciar la mente, hasta trascender en la última instancia todos los pensamientos.

¿Cómo saber si soy buen candidato para clases particulares?

girl-1246238_640(c) Pixabay

Clases individuales, uno a uno.

Todas las personas somos diferentes y por lo mismo necesitamos diferentes estímulos para el aprendizaje. Algunos se adaptan muy bien a los grupos pero a otros no les es posible por diferentes circunstancias. Las clases particulares de Yoga son una buena opción para personalizar las sesiones de acuerdo a tu nivel, edad, condición física, disponibilidad, etc. Este tipo de clases te vienen bien si:

•Tienes horarios complicados.

•Eres principiante o practicante y necesitas que te expliquen detalle cómo realizar las posturas.

•Estás embarazada y necesitas realizar tu práctica en casa.

•Tienes poca movilidad y quieres empezar a ejercitarte.

Practicar una sesión personalizada te facilita un aprendizaje más detallado, con un cuidado y una atención, únicos. Con estos beneficios puedes cumplir objetivos de forma más eficaz y desde la comodidad de casa.

 

¡Gracias por leer! =)