5 consejos para comenzar la Primavera con buen pie.

branch-769439_640
©Pixabay

Todos queremos recibir la llegada del sol de forma positiva, abiertos a lo nuevo, receptivos a la nueva energía. Una buena forma de dar la bienvenida a esta época del año es haciendo pequeños y sencillos rituales que nos ayuden a enfocarnos en cuidarnos y empoderarnos. Te proponemos 5 herramientas para cuidarte de manera integral y comenzar el inicio de la primavera con buenas energías.

1.Limpieza

Hacer limpieza en casa. Guardar la ropa de invierno y poner a la vista prendas más ligeras nos ayuda a liberarnos de de lo que no sirve. Sacar los «cacharros» que ya no utilizamos para regalarlos, donarlos o tirarlos, para crear espacio a que lleguen cosas nuevas a nuestra vida.

Llevar una alimentación más ligera, con más verduras de hoja verde y alimentos de temporada, los cuales nos brindan los nutrientes que el cuerpo necesita en esta época del año. Existen algunas dietas detox para limpiar el organismo pero deben seguirse bajo supervisión profesional.

2.Movimiento

Bailar, hacer Yoga, correr, camina, hacer estiramientos…. Cualquier tipo de ejercicio físico que hagamos en cualquier época del año nos ayuda a subir nuestros niveles de energía para encarar los cambios de temporada. Además con el buen tiempo, dan ganas de salir a pasear.

3.Respirar

Es importante tener presente que siempre que estemos estresados podemos respirar profundo para relajarnos. Además, practicar ejercicios para abrir la caja torácica, es beneficioso para las personas que padecen asma o alergias recurrentes en la estación.

Respirar conscientemente nos ayuda a observarnos a diferentes horas del día y es la mejor herramienta para detectar cómo se encuentra nuestro cuerpo, si hay incomodidad o dolor; nuestra mente, si hay pensamientos agradables o no agradables; nuestras emociones, si son tranquilas o turbias.

4.Hacer pausas

Así como necesitamos movernos, el cuerpo también necesita descansar. Hacer pausas utilizando la respiración consciente es la mejor manera de conectar con nuestras necesidades y cubrirlas.

Dormir ocho horas al día es la media que el cuerpo necesita para restituirse. Si estamos cansados o enfermos podemos dormir más si el cuerpo lo pide. Cada persona es diferente. Tenemos que observar cuántas son las horas de sueño con las que nos sentimos regenerados y con energía al día siguiente.

5.Conectar con nuestras emociones

A veces es difícil conectar y entender nuestras emociones, y hacer respiraciones durante el día no basta. Para conectar de una forma más profunda es necesario hacer escritura libre en una libreta, escribiendo todo lo que se nos venga  a la mente. Vaciamos todo lo que tenemos dentro, como nos sentimos, si queremos decirle a alguien algo que no nos atrevemos, y podemos dialogar con nosotros mismos. También puede servir expresar nuestras emociones por medio de las artes plásticas, como la pintura, el dibujo, el collage, escultura con arcilla, con plastifica. No importa que no seas un Picasso, lo importante es conectar con tus emociones a ver que es lo que surge.

¿Qué ocurre en primavera?

sun-flower-1533324_640©Pixabay

La vida está asociada con la primavera. Después del frío invierno, comienzan los días largos y soleados, regresa el calor, escuchamos el canto de los pájaros, otros animales despiertan de su hibernación, la naturaleza se llena de belleza con sus flores y hojas verdes.  Todo parece indicar buen rollo. Es el inicio de un nuevo ciclo, una temporada para renovarnos y llenarnos de nuevas energías.

La causa de que los días de sol sean más largos es porque la tierra durante su viaje alrededor del sol, se inclina sobre su propio eje más cerca del sol, quedando más cerca el polo norte y más alejado el Polo Sur. Esto ocasiona que en el polo norte los días sean más cálidos y más largos. La luz del sol produce efectos en nuestro organismo: mejora nuestro estado de ánimo, sentimos nueva energía y vitalidad que nos motiva a hacer nuevos planes y actividades. Por ejemplo, en países nórdicos como Islandia, no tienen tanta exposición a la luz del sol como en España, y necesitan tomar baños de luz artificial para mejorar no caer en depresión. Nosotros tenemos suficientes horas de luz solar para darnos nuestra buena ración de antidepresivos naturales.

Pero en primavera no todo es energía, también produce algunos cambios que desorientan a más de uno durante su adaptación. Existe un síndrome que se llama astenia primaveral, este síndrome lo padecen ciertas personas cuando su cuerpo intenta adaptarse a la nueva temperatura de la estación y se notan más cansados de lo normal. Además, con el cambio de horario la última semana de marzo, en el que algunos países del mundo adelantan el reloj una hora con el fin de reducir el consumo de energía, el organismo sufre un ajuste también. Si a esto le sumamos que de enero a la fecha no hemos cumplido los objetivos que nos planteamos al inicio del año, también puede producir cierto estado de desánimo. Habría que agregar que durante esta época, algunas personas padecen alegrías debido a la presencia de polen en el ambiente, ocasionando problemas respiratorios y molestias en los ojos.

Por esta razón, es muy importante prestar atención a las señales que nos envía nuestro cuerpo y nuestras emociones en esta época y comenzar a realizar pequeños rituales que mejoren nuestro bienestar: dormir bien para adaptarnos al cambio de horario; visitar al médico si hay molestias que no nos impiden respirar bien; alimentarnos con frutas y verduras de temporada para elevar las defensas; movilizar nuestro cuerpo para tener energía; expresar nuestras emociones con alguna actividad que nos sintamos identificados.